“Cuando las palabras pierden su significado, el pueblo pierde su libertad” (Confucio, probablemente).

Quien controla las palabras controla el poder. Por eso la izquierda puede asistir relajada a la formación de todos los gobiernos ‘de derechas’ que pasen por el gobierno formal de las democracias: se verán forzados a gobernar como izquierda, porque la progresía controla el diccionario, y el diccionario controla la realidad política… Léalo entero aquí

Anuncios