En una reciente entrevista, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, fulmina con un tajante “eso es racismo” la insinuación de que España, como quiere el tópico, es tierra de pícaros y, por tanto proclive a la corrupción en grandes y pequeños.

“Eso es un prejuicio”. Es difícil mantener una discusión prolongada sin que en algún momento uno de los interlocutores esgrima esta frase para zanjar el debate. Se sobreentiende que un prejuicio -un estereotipo- es una idea falsa que demuestra, además, la ignorancia de quien la dice.

Salvo que no es cierto. De hecho, los investigadores en psicología han revelado en numerosos estudios el extraordinario grado de acierto de los prejuicios más comunes… Léalo entero aquí

Anuncios