Empieza a extenderse por Occidente un separatismo más destructivo para nuestra civilización que ninguno de los registrados hasta ahora, una huelga más devastadora de las registradas nunca por la historia: la de los varones que renuncian al matrimonio o, en muchos casos, a cualquier tipo de relación mínimamente estable con una mujer… Léalo entero aquí

Anuncios