En la fachada del Convento de las Hermanas Trinitarias de Madrid hay de toda la vida una hermosa placa con un altorrelieve de Don Miguel de Cervantes Saavedra y una leyenda explicando que los restos del autor de El Quijote descansan allí. Pero ahora, después de un avanzado estudio de ADN que ha costado 114.000 euros, los investigadores han concluido que sí, que es bastante probable que estén allí los restos de Cervantes (Cc. @AnaAngiolina, que si no es por ella ni me entero).

Hoy he querido empezar el trasgo con esta ‘noticia’ porque es apólogo perfecto para mucho de lo que vivimos. Gastar buenos doblones en determinar que es probable lo que ya se sabía ejemplifica las alegrías presupuestarias de todo gobierno. Dar a unos huesos secos la consideración mitómana de objetos sacros, como si fueran a ponerse a escribir El Quijote III (La Venganza de Alonso Quijano), muestra nuestra supersticiosa querencia por la magia simpática combinada con una veneración paralela por la tecnología más avanzada. La fanfarria con que se ha anunciado el descubrimiento/no descubrimiento nos recuerda que estamos en periodo electoral y todo grano hace granero y, por último, el hecho de que la cosa ocupe portadas nos dice mucho de lo que podemos esperar de la prensa.

El rey en esto es esa parodia de sí mismo, el ABC. Ya cuando primero leí la noticia -y navegar por redes sociales te da la sensación de que eso ha sido hace dos semanas- puse la mano en el fuego -esa costumbre sacrificial a la que tan propensos son los políticos, que deben de usar guantes ignífugos- que no solo coparía la portada del decano de la prensa madrileña sino que lo haría con uno de los más conocidos retratos del de Alcalá. Y es que el ABC siempre me ha parecido un diario escrito al óleo.

Lo que no había previsto, y debería, es el infantil titular: En un lugar de Madrid… ¡Oh, por FAVOR, que alguien les pare! Subtítulo: Los investigadores concluyen que Cervantes reposa en la cripta de las Trinitarias, aun sin pruebas de ADN. Qué español es eso de ‘concluir’ sin pruebas…

El País, menos entusiasta con el partido que gobierna la capital y su comunidad, lo es también mucho menos con el hallazgo Le dedica un recuadro en la esquina inferior derecha con este irónico y sucinto titular: ‘Posiblemente, aquí yace Miguel de Cervantes’. No hay que decir que un ‘posiblemente’ sienta a un titular como a un cristo dos pistolas.

La noticia con que abre el diario de la banca es otro varapalo de la justicia al PP -Hacienda entrega al juez pruebas para imputar un delito fiscal al PP’-, aunque uno necesita un mapa y un esquema para saber si es escándalo nuevo o ‘repe’: todos suenan muy parecidos. Como tenemos en alta estima la probidad periodística de nuestro ‘diario de referencia’, ponemos la mano en el fuego por el criterio imparcial del editor, que en nada ha considerado que se trate del Partido Popular o que estemos en periodo electoral para hacer del caso la primera noticia.

El Mundo también saca los restos mortales a primera con una foto más actual -investigadores y huesecitos- y, por tanto, más deprimente que el óleo del ABC, bajo el titular ‘Aquí están los restos de Cervantes’. Bueno, para eso estaba ya la placa del convento. Abre el diario fundado por Pedro Jota con la noticia: ‘Investigado un jefe de campaña del presidente de México, Peña Nieto’. Que no dudo que la noticia sea de relevancia suprema y fascinante lectura, pero me temo que va a dejar frío al lector español medio, poseído por la locura electoral.

Más osario número 32 en el diario del régimen, que compite hoy cuerpo a cuerpo con su triste gemelo en cursilería titulando La resurrección de Cervantes. Entendámonos, los restos se han investigado reinando González, en tierras peperas, con lo que supone un extraordinario caso de palingénesis de un genio; si llega a pasarle a Susana Díaz, digamos, pueden poner la mano en el fuego (ahora les toca a ustedes, que hay que repartir el trabajo) que el titular iría por esta línea: ‘La Junta socialista derrocha 114.000 euros en una investigación que concluye sin pruebas lo que ya se sabía’.

Para acabar, la noticia que elige Marhuenda para abrir tiene toda la gracia del mundo cuando se lee en paralelo a la que abre El País: ‘El Gobierno del PSOE ignoró en 2011 una alerta de irregularidades en Banco Madrid. Como siga avanzando así, cualquier día La Razón nos informa de que Franco ha muerto. Probablemente.

Publicado el 10.03.2015 en la Gaceta

Anuncios