Etiquetas

, ,

Ustedes me perdonarán si no doy pie con bola: he pasado una madrugada tan británica como pueda desear @ignaciopeyro, y la ginebra nocturna siempre me ha procurado amaneceres desoladores. Tanto, que olvidé que nuestras cabeceras están a otra fiesta y que no valen para maldita la cosa.

Yo esperaba que El País, al menos El País, que sacrifica desde sus orígenes el interés de sus lectores al prurito snob de empezar con la sección de Internacional y de ir de ‘diario global’ por la vida, abriría con la inesperada derrota de Ed Miliband.

Pero aquí, ya ven, vamos a estar abriendo con los resultados de las elecciones diarias de las encuestas hasta que llegue el momento de acercarse a las urnas. Las nuestras, digo: ‘El PSOE recupera opciones de ganar ante la caída de Podemos‘. Que una cosa es que Prisa le ponga ojitos a Soraya por un puñao de parné y otra que deje de conmoverse con el partido de sus entrañas.

Dedica a Londres la parte inferior, eludiendo la triste evidencia: ‘Las elecciones en Reino Unido obligan a un largo recuento con resultado incierto’, titular que sirve un poco para cualquier ocasión electoral, un no decir nada para eludir la deprimente sorpresa.

Yo soy mucho de primar lo nacional y aun lo local, no crean, lo cercano sobre lo remoto, pero, caramba, aún más lo que ha sucedido sobre lo que no. Abrir con una encuesta tiene un pase cuando no hay mucho más por dónde tirar, pero no deja de ser dar más importancia a lo que podría haber pasado que a lo que pasa.

Y lo que pasa es lo que el Daily Express saca en su minimalista portada en fondo negro boca de lobo, negro corazón tory, en forma de pregunta: ‘Cinco malditos años más’.

No se extrañen de que me enfrente de amanecida a La Razón, aún envuelto en las brumas de Tanqueray, y lea su portada con acento inglés: ‘Sin mayorías’. Y no, claro, que a los de Marhuenda les importa tanto la victoria del PP británico que ni siquiera hay referencias en su primera. ‘Nos gusta España’ es el lema de este periódico, que bate a los de la Pérfida Albión en punto a insularidad.

Es decir, se apunta el diario del régimen a esas socorridas elecciones de mentirijillas que son las encuestas. Como se ha demostrado en las islas, las encuestas son ya tan incesantes que los encuestadores empiezan a rivalizar con los vendedores de nuevas tarifas telefónicas en lo de arruinarte la cena, y nos están volviendo unos mentirosos consumados. Dentro de poco, cuando los amigos nos pregunten a quién vamos a votar, tendremos que distinguir: “En las encuestas, a Ciudadanos; en las urnas, a Podemos”.

Luego, debajo y con foto, la verdadera noticia: ‘Huelga del fútbol: millones en juego’. Admito que no sé de qué va la cosa, pero si se lo toman en serio, consiguen lo que quieran fijo. No nos engañemos: disgusto es que gane en las elecciones el partido que no queremos; que pierda nuestro equipo es depresión. No creo que España pueda aguantar el mono como esto se alargue; antes toma las calles un ejército de futboleros con síndrome de abstinencia.

‘Ciudadanos y Podemos, llave de gobierno en toda España’, interpreta El Mundo las elecciones que no se han dado, que es el mismo titular que La Razón pero con más información.

Y dejo para el final el ABC, que siempre conviene acabar las cosas con un toque de humor. Lo del CIS daba para que nuestro entrañable excéntrico echara el resto con su afición a los colorines, y no ha defraudado. Sobre una foto en blanco y negro de los escaños, ahí está el azul marino con su gaviota perdiendo un 1,7%; el rojo revolución del puño y la rosa, que gana ese 2,1% que tanto ha alegrado a El País; el ‘sorpasso’ del Naranjito ciudadano (+10,7%) y el hundimiento del morado nazareno de (ya apenas) Podemos, que cae un 7,4%. Todo bajo el titular para iniciados ‘Podemos impulsa a PSOE y Cs’.

Sosegaos, queridos colegas. No diré, en honor a los millonarios huelguistas, que aún queda mucho partido: es que aún están calentando.

Publicado el 08.05.2015 en La Gaceta

Anuncios